19/03/2019

Ira

IRA

HÉCTOR ABAD FACIOLINCE

“Muchos nos advierten del daño que hace el alcohol en el cuerpo; pocos nos hablan de sus beneficios en el ánimo. Hay quienes tienen el vino triste, es cierto, y alguno habrá que lo tenga incluso rabioso, pero para casi todos el vino es sinónimo de alegría. El vino al tímido le da bríos, al brioso le quita excesos, le da calma al tenso, descanso al cansado, anima al perezoso, sosiega al buscapleitos, redobla el amor de los enamorados.”